López pretende que hay que reinsertar a todos los etarras para poder “hacer futuro”

El lehendakari Patxi López

El lehendakari Patxi López inauguró este lunes el congreso organizado por el gobierno vasco sobre “memoria y convivencia” con un discurso en el que llamó a acordar “una nueva convivencia” para poner fin al ciclo terrorista y proceder a “la unidad de la sociedad vasca”, así como afirmó que no se puede permitir “que los actores, los cómplices del terror” se presenten “como los garantes del fin del terrorismo y pidan a cambio el precio del olvido”, aunque por el contrario López invitó a “pasar página, pero después de haberlas leído todas”, y sostuvo la necesidad de “redemocratizar” a los criminales etarras para “construir futuro”.

Según mantuvo el presidente vasco, no se puede “renunciar a la verdad de lo vivido” ni aceptar “que se pase la página del terrorismo como si nada hubiera ocurrido. Tampoco podemos permitir que se construya un relato de nuestra historia reciente en el cual las responsabilidades de quienes han sustentado el terrorismo aparezcan equiparadas con la lucha de quienes resistieron sus ataques”. López explicó que “la lucha contra el terrorismo ha sido fundamentalmente lucha contra una ideología totalitaria, contra unos comportamientos políticos que impedían la pluralidad”, y lo equiparó a “las violencias de los estados totalitarios, desde Alemania del este, a Argentina o Chile”, las masacres del holocausto judío y las matanzas en Croacia. Por ello, “la garantía más segura” para que no vuelva a ocurrir lo mismo “es derrotar para siempre las ideas que defienden matar al que piensa diferente” y que no aceptan la pluralidad y la tolerancia, y quiso incidir en que “superar el pasado violento significa extender la democracia y los valores democráticos hasta el último rincón de Euskadi”.

No obstante, el lehendakari admitió que “la concordia ciudadana no se puede construir por decreto, es el resultado de unir voluntades y de pactar las condiciones de la unidad social. La concordia es la voluntad de todos de poner fin al ciclo terrorista y unir a la sociedad vasca, superando divisiones internas, y acordando las bases de una nueva convivencia. La concordia no es el olvido del pasado sino un pacto ciudadano para construir futuro”, explicó, para pasar a defender que “la mayor victoria de la democracia es integrar a todos los que estaban fuera, desterrando para siempre la ideología que ha convertido en asesinos a tanto joven en Euskadi”. Según declaró López, “para hacer futuro, cada uno debe asumir la responsabilidad de su pasado. Tenemos que pasar página, pero después de haberlas leído absolutamente todas. Y a partir de hay, construir convivencia y concordia”.

“Redemocratizar” a todos los que han atacado las libertades

Respecto a las víctimas de ETA, el presidente socialista refirió que han vivido “también aquí en un mundo aparte” y “esa sensación de ser arrojados fuera, de ser negados por la sociedad a la que pertenecen. Esa sensación amarga de verse expatriados en su tierra es, seguramente, lo que mejor define los largos años de silencio y abandono de las víctimas”. Además, señaló que “demasiadas veces el silencio, un estruendoso silencio, ha envuelto el llanto de las víctimas” ante “demasiados corazones que se han cerrado al sufrimiento ajeno”.A su juicio, “esa quiebra de valores éticos es seguramente la herida más dolorosa. Y quizás a alguno no le guste escuchar lo que digo, pero no se curará negando la realidad u ocultándola en el silencio”.

No obstante, frente a los que callaron, otros hicieron frente al terrorismo, “personas que se han conducido con la dignidad de los justos, que no han querido dimitir de su propia condición y no han cedido ante el terror, que han defendiendo la libertad frente al asesinato”. Según llegó a declarar el lehendakari, “son los que nos han salvado. Gracias a ellos, hemos vencido al terrorismo porque la decisión de ETA de poner fin a sus actividades terroristas no ha sido una concesión graciosa ni el fruto de una súbita conversión de sus miembros a los valores democráticos”.

Pese a no considerar a los etarras preparados para la democracia, López volvió a renglón seguido a sostener su tesis de que “es importante la aportación de los terroristas que han renunciado a su pasado”, en clara referencia al testimonio vetado de la terrorista reclusa Carmen Guisasola, y aseguró además que “sólo una sociedad fuerte, con convicciones claras, con unas instituciones fuertes, reforzadas por la victoria contra el terrorismo, puede mirar de frente a los autores del horror y proponer una salida de reinserción, de redemocratización para todos los que hasta ahora han atacado la libertad y las instituciones”, como se pretende conseguir a través de la “vía Nanclares” aunque con escasos resultados positivos.

El comisionado de López aboga por “la socialización de la convivencia”

A su vez, el comisionado del lehendakari para la “convivencia y la memoria”, Jesús Loza, dio por hecho que “estamos inmersos en un proceso de construcción de la convivencia, y no en ningún proceso de paz” porque ETA “ya ha sido derrotada”, y aseguró que desde el anuncio de “cese definitivo” realizado por la organización criminal se ha abierto “el tiempo de la construcción de la convivencia en paz, en libertad y en igualdad” en el que se debe pasar de “la socialización del sufrimiento que pretendió Batasuna en los años 90 a la socialización de la convivencia que es uno de los objetivos del gobierno vasco”.

Jesús Loza

“Tenemos que construir la convivencia sobre la memoria de las víctimas del terrorismo, de tanto sufrimiento injusto y además inútil, y sobre la de su significado político, no ligado a las ideas de la víctima que son plurales, sino al proyecto político que pretendían imponer los victimarios, totalitario y excluyente”, agregó Loza, quien tuvo un recuerdo para el político socialista Fernando Buesa, vicelehendakari del gobierno vasco asesinado por ETA junto a su escolta, el ertzaina Jorge Díez. El comisionado del lehendakari insistió asimismo en ofrecer “oportunidades de reinserción para quienes causaron víctimas y daños” y en la conveniencia de “otra política penitenciaria”.

RS

Related posts:

  1. López traslada a Rajoy sus inquietudes sobre los presos etarras y Batasuna pero el Gobierno afirma que no cambiará su postura
  2. López pretende que las víctimas de ETA no censuren su política de diálogo con los criminales, de los que únicamente espera que asuman su “responsabilidad”
  3. El gobierno vasco pretende reparar también a etarras cuyos derechos fueron presuntamente vulnerados
  4. Todos los grupos deploran el discurso de Año Nuevo del lehendakari Patxi López
  5. Los socialistas remiten ahora al Pacto por las Libertades para justificar la reinserción de etarras

Sobre el autor

LOCAL

ha escrito 3161 artículos.

 

Escribe un comentario

En NUESTRA HORA queremos formar una comunidad de suscriptores como medio de apoyo económico al periódico y para poder garantizar un espacio de debate y participación en las condiciones adecuadas.

Por tal motivo, pretendemos restringir el anonimato en la participación, de modo que cada usuario suscriptor firme sus comentarios con nombre y apellido y los debates se produzcan entre personas que se hagan responsables de sus palabras en público.

Para ello, a la hora del registro es necesario introducir el nombre y los apellidos en su lugar correspondiente, a fin de que coincidan con el medio de pago elegido para abonar la suscripción (cuenta PayPal o tarjeta de crédito).

De este modo, nuestros suscriptores podrán realizar comentarios a la práctica totalidad de los contenidos del periódico, así como remitir cartas al editor de NUESTRA HORA.

El coste de la suscripción es de 50 euros anuales, aunque cabe la posibilidad de suscribirse mensualmente por 5 euros.

[En caso de dudas, consulte nuestras instrucciones para el proceso de registro.]

Copyright © 2014 Nuestra Hora. Todos los derechos reservados.
Desarrollado por rugenetworks.