El Gobierno hereda el “proceso de paz” | EDITORIAL

Da igual realmente que sea el portavoz Alonso o el ministro Fernández, el delegado del Gobierno Urquijo o el presidente del PP vasco Basagoiti quien se manifieste sobre el “proceso de paz”, el “cese definitivo”, la “disolución” de ETA y su “entrega de armas”, porque todos han asumido el doble-lenguaje desarrollado por el Gobierno socialista de Zapatero y Rubalcaba para poder situarse en “el nuevo tiempo” ahora que han sido invitados a la fiesta por los últimos resultados electorales del 20-N.

Da igual porque no piensan aplicar la vigente pero suspendida Ley de Partidos. Porque han decidido situar el debate en el terreno de ETA, hablando todos los días sobre el acercamiento y el perdón, la reinserción de los que abandonen la banda aunque jamás hayan condenado el terrorismo -”en Nanclares no hay etarras”, llegó a manifestar Rubalcaba no hace tanto-, la paz y la convivencia y la reconciliación con los miembros de una organización criminal, sus cómplices y allegados, sus benefactores y usufructuarios, con todos los que en definitivas cuentas han contribuido a sembrar el terror en el País Vasco a lo largo de medio siglo.

Da igual porque no se plantean precisamente ahora la revisión de los innumerables casos de asesinato que han quedado siquiera sin juzgar, 2 de cada 5 sólo en democracia, porque es la hora de los apaños, las mentiras, la “discreción”, el doble-lenguaje… a la espera de lo que ETA decida hacer o dejar de hacer. Porque ETA existe, no tiene intención de disolverse a no ser vertiendo su contenido esencial en cualquiera de sus marcas políticas actuales, Amaiur o Bildu o Sortu si es legalizada, y tampoco da la impresión de que vayan a asumir los principios democráticos que debieran ser exigidos a cualquier formación para tomar parte en unas elecciones.

Da igual porque se quieren autoconvencer, desde hace un tiempo también los representantes del PP, de que ETA ha asumido su fracaso histórico y por eso ha decidido limitarse a la acción política electoral. Pero en rigor ETA no ha fracasado, sino todo lo contrario: controla la práctica totalidad de una provincia vasca como Guipúzcoa, con millones de euros de presupuesto y numerosos canales públicos para el control, la propaganda y la misma persecución de los desafectos, y amenaza con convertirse en la primera fuerza vasca en las próximas elecciones autonómicas.

Lo de menos es que pidan o no perdón: si todavía rige la Ley en España deberían ser expulsados de las instituciones, sus jefes directos procesados y sus “activistas armados” perseguidos y encarcelados. Pero nos han bombardeado durante ocho años con los términos envenenados de “la Paz” y la posibilidad del fin del terrorismo, y ahora la siguiente conclusión lógica les parece a muchos, especialmente a políticos y jueces y periodistas, los estamentos rectores de la vida pública española, que se puede comenzar de cero como si nada hubiera pasado. El “tiempo nuevo” lo exige, y el que no lo acepte será condenado al ostracismo de las fotos del pasado.

Cuánta cobardía, cuánto deshonor, cuánta ligereza. Y al final ETA seguirá a lo suyo: “Bietan jarrai Sozialismo eta Independentzia lortu arte”.

Related posts:

  1. ETA armada y el “proceso” estancado | EDITORIAL
  2. ¿De veras va a colaborar el Gobierno con la Justicia? | EDITORIAL
  3. ¿Qué va a hacer el nuevo Gobierno con Amaiur, Bildu… con ETA? | EDITORIAL
  4. Elorza insta a no “dejar las manos libres al PP” para actuar contra ETA a fin de “avanzar en la consolidación del proceso de paz”
  5. Urizar asegura que “va a haber armas y miembros” de ETA porque “todavía el proceso no se ha culminado”

Sobre el autor

EDITORIAL

ha escrito 716 artículos.

 

Escribe un comentario

En NUESTRA HORA queremos formar una comunidad de suscriptores como medio de apoyo económico al periódico y para poder garantizar un espacio de debate y participación en las condiciones adecuadas.

Por tal motivo, pretendemos restringir el anonimato en la participación, de modo que cada usuario suscriptor firme sus comentarios con nombre y apellido y los debates se produzcan entre personas que se hagan responsables de sus palabras en público.

Para ello, a la hora del registro es necesario introducir el nombre y los apellidos en su lugar correspondiente, a fin de que coincidan con el medio de pago elegido para abonar la suscripción (cuenta PayPal o tarjeta de crédito).

De este modo, nuestros suscriptores podrán realizar comentarios a la práctica totalidad de los contenidos del periódico, así como remitir cartas al editor de NUESTRA HORA.

El coste de la suscripción es de 50 euros anuales, aunque cabe la posibilidad de suscribirse mensualmente por 5 euros.

[En caso de dudas, consulte nuestras instrucciones para el proceso de registro.]

Copyright © 2014 Nuestra Hora. Todos los derechos reservados.
Desarrollado por rugenetworks.